El aceite de oliva tiene un lugar importante en la dieta mediterránea y el aspecto principal de esta dieta incluye proporcionalmente alto consumo de aceite de oliva. Es un aceite vegetal que se caracteriza por contener un alto contenido en grasas monoinsaturadas, particularmente ácido oleico, el cual está presente en un 55- 83% aproximadamente.

Numerosos estudios han demostrado que una dieta rica en ácido oleico disminuye el colesterol total, los índices de LDL-c (colesterol malo) y aumenta los índices de HDL-c (colesterol bueno). A su vez, esta grasa también reduce los triglicéridos, la presión arterial y la glucemia, por lo que disminuye el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular.

El aceite de oliva disfruta de una situación privilegiada como sustancia antioxidante debido a su elevada concentración en polifenoles y vitaminas, estas actúan retardando el proceso natural de envejecimiento de la piel.

La ingesta de aceite de oliva también se ha relacionado con la prevención de la osteoporosis, muy común en personas mayores.

Otra de las propiedades del aceite de oliva gracias a su contenido en antioxidantes, previene la aparición de cierto tipo de tumores, una patología muy común en países desarrollados.

Por estas razones, es fundamental incluir el aceite de oliva en nuestra dieta, esto nos conducirá a un mayor bienestar físico y mental.

 

flechaizq Aceite de oliva Hispasur – Natural y Saludable flechader

salud